Centro Social San Lázaro - Miguel Hernández. C/Jarandilla s/n, 06800, Mérida, Badajoz

XIII Informe sobre el Estado de la Pobreza. `Seguimiento de los indicadores de la Agenda UE 2030`

  • La tasa de riesgo de pobreza y exclusión social (AROPE) en Extremadura (36,9%) baja con respecto al último año, pero se mantiene diez puntos por encima de la media nacional (26%).
  • La tasa de pobreza en Extremadura es del 30%, la más elevada del país.
  • El Indicador de Privación Material Social y Severa en Extremadura ha aumentado del 7,6% al 9,7% este año.
  • En Extremadura el 10,1 % de la población menor de 65 años, vive en hogares con baja intensidad de empleo.

En el XIII Informe sobre el Estado de la Pobreza. `Seguimiento de los indicadores de la Agenda UE 2030` desarrollado por EAPN España, se desglosan los datos de la tasa AROPE, teniendo en cuenta diferentes factores diferenciadores como el sexo, la edad, la nacionalidad, el nivel educativo, el hábitat, la situación ocupacional, el tipo de hogar, la discapacidad y el territorio.

El AROPE (At Risk Of Poverty and/or Exclusion), es un indicador que se utiliza para medir el grado de pobreza y exclusión social. Está compuesto por 3 subindicadores. Una persona está en situación AROPE si cumple al menos uno de los tres subindicadores: Tasa de Pobreza, Privación Material y Social Severa y Baja Intensidad de Trabajo en el Hogar.

La tasa AROPE se ha reducido en todas las CCAA, aunque cabe señalar que Extremadura, Canarias y Andalucía se sitúan 10 puntos por encima de la media a pesar de las diferencias tradicionales del norte y sur nacionales.

Tasa AROPE Nacional 26,0%
Tasa AROPE EXTREMADURA 36,9%

Extremadura es la comunidad autónoma que registra la mayor tasa AROPE en 2022 (36,9%), siendo la región que presenta mayor proporción de personas en hogares cuyos ingresos están por debajo del umbral de la pobreza y donde la renta media por persona es más baja.
Pese a la mejora de los datos de pobreza, la inflación, el gasto en vivienda y la crisis energética lastran la recuperación de los hogares: unas 390.000 personas se encuentran en riesgo de pobreza y/o exclusión social en Extremadura.

TASA DE RIESGO DE POBREZA
Las principales conclusiones obtenidas en el análisis del AROPE también son aplicables a la tasa de riesgo de pobreza: tal como sucede prácticamente todos los años, en 2022, Extremadura, Canarias y Andalucía soportan las tasas más altas de población en riesgo de pobreza. Por el contrario, Navarra y País Vasco mantienen nuevamente las tasas más bajas con un 10,9 % y 12,2 % respectivamente.
La tasa de riesgo de pobreza de Extremadura es del 30% siendo la más elevada del país. Hay 316.000 personas pobres, más de 152.000 hombres y 163.000 mujeres.

Un grupo con características especiales es el de la población pensionista. Una gran parte de ella tiene la pensión como único ingreso y, por tanto, su situación de pobreza depende de decisiones políticas, pues la gran mayoría obtiene rentas que están prácticamente determinadas por el importe de la pensión que reciben. En Extremadura, 39,8% de las pensiones son inferiores al mínimo para no ser considerado en situación de pobreza. Destaca que el 22,2 % de estas, corresponden a prestaciones por viudedad recibidas mayoritariamente por mujeres.

PRIVACIÓN DE MATERIAL Y SOCIAL SEVERA
La evolución con respecto al año pasado muestra una disminución de la privación material y social severa (PMSS) aun así, cinco comunidades han incrementado su tasa: Comunidad Foral de Navarra, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia y Andalucía.
La mayoría de los indicadores de pobreza confirman una mejora de las condiciones de vida de la población y una reducción de la desigualdad. Sin embargo, el indicador de Privación Material Social y Severa en Extremadura ha aumentado (del 7,6% al 9,7%). Por lo que aún queda mucho por mejorar. Se trata del único de los tres componentes de la tasa AROPE que ha empeorado este año.

BAJA INTENSIDAD DE EMPLEO POR HOGAR
El indicador BITH se refiere a las personas entre 0 y 64 años -con la anterior metodología era hasta 59 años- que viven en hogares en los cuales se trabaja menos del 20% de su potencial total de empleo.
El empleo por sí solo no garantiza ingresos suficientes para salir de la pobreza, es necesario mejorar la calidad y condiciones del mercado laboral, ya que a nivel nacional, el 12,5% de las personas ocupadas están en riesgo de pobreza (la cifra mejora casi dos puntos con respecto al año pasado) y una de cada tres personas pobres (32,9%) tiene un empleo remunerado.
En Extremadura el 10,1 % de la población menor de 65 años, es decir, en torno a 83.000 personas, vive en hogares con baja intensidad de empleo. Este indicador es el componente de la tasa AROPE que más mejora en 2022 en esta región, al descender 3,5 puntos porcentuales, lo que se traduce en cerca de 30.000 nuevas personas que dejaron de ser contadas por este indicador.

En definitiva, el coste de la vivienda, la brecha de género y el apoyo insuficiente a las familias con menores se constituyen como factores clave para la generación de pobreza. Y a pesar de la mejora, se ha hecho menos de la mitad de lo necesario para mantener un cumplimiento proporcional al tiempo transcurrido de los objetivos acordados en la Agenda 2030.

Puedes leer el Informe completo sobre el Estado de la Pobreza en Extremadura aquí.